Mandy More le enseña su nuevo vestido y su nueva ropa interior a su nuevo novio, pero ya sabéis cómo es ella sexualmente hablando, una auténtica máquina de sexo, todo era una burda excusa para provocarlo y follárselo en el sofá.