O esto es la prueba física de una singularidad espacio-temporal… o es que este tio lleva toda su vida jugando al Tetris y sabe aplicar su experiencia a la dura vida diaria en cualquiera de nuestras ciudades. Eso sí… ya les vale a los del ayuntamiento… jajaja…