Vamos con una serie de ideas para no aburrirse en la playa y que básicamente consisten en poner cachondo al personal. La técnica principal es quitarse la parte de abajo del bikini y quedarse con el coño y el culo al aire… a partir de ahí, cualquier cosa vale… hacerte la borracha, hacerte la dormida, practicar algo de gimnasia, imitar a la niña del exorcista, abrirte el culo… las posibilidades son infinitas…