Y es que con este buen tiempo, apetece disfrutar de este tipo de folladas. Quién tuviera una piscina como esta para poder invitar a pasar el dia a una tia como Tiffany Brookes y tener el placer de quitarle el bikini uno mismo y darle crema solar a diestro y siniestro.