Para poner cachonda a la protagonista primero hay que estimular todas sus zonas con un buen dildo; coño, garganta y ano. Una vez que estos tres agujeros están abiertos puedes hacerle lo que sea, incluso terminar corriéndote en su ano.