Miguel deja que Musa Libertina en los festivales eróticos salga a la caza de pollas para aliviar su ardiente coño, cuando van a locales liberales, disfruta viéndola follar con todos los tíos que pueda y con todas las chicas que le gusten. Hoy le tiene preparada la sorpresa de su vida, el mejor regalo que se le puede hacer a una mujer: UN POLLÓN NEGRO. Se ha agarrado a ese rabo, no lo ha soltado, lo ha lamido, manoseado, metido entre sus tetazas, ha estrujado sus deliciosos huevos, se lo ha tragado hasta la campanilla y se ha mojado tanto que cuando se lo ha ido a follar, en su coño entraban dos pollones como el que tenia entre sus piernas. Y Miguel mirando, pajeandose y grabándolo para follar juntos mientras cachondísimos vean el vídeo.

video

Descárgate el Vídeo Completo en HD…