Un cliente acude a recibir un masaje, lo que no esperaba es que la masajista tuviera unas ganas de rabo impresionantes, finalmente él cede y para sorpresa de la masajista su cliente tiene más rabo que el diablo, así se sentirá más completa.