Si algo sabemos de Mariposa, es que fiesta que va, fiesta en la que termina probando una por una las pollas de todos los chicos. Llega el turno de Jericob, un tío que aun no conoce el vicio de esta anónima morbosilla. Por cierto, es tan caliente la situación, que hasta Mónica Smiller se une.

video

Descárgate el Vídeo Completo en HD…