La noche después de estar conociendo Lanzarote se presentaba juguetona, a pesar del gran desayuno que preparó el bueno de Kiko… y es que la madre de Jazmina, multiorgásmica reconocida, llevaba todo el día dando síntomas de que se había quedado con ganas de más. Por eso y mientras hacía la cena, Jazmina escondió una cámara en la cocina y mandó a Kiko a que la diera un poco de pié para ver cómo reaccionaba. Habían prometido follárselo solo las dos juntas, pero es que con esta madre te puedes esperar cualquier cosa… y vaya si cayó!!. Bastaron un par de sobeteos de Kiko en el culo y su madre, sin saber que la estaban grabando, no tardó en ponerse de rodillas y comenzar a comerle la polla a el que se supone que iba a ser el chico de las dos…

video

Descárgate el Vídeo Completo en HD…