Tenemos ante nosotros el invento del año, un artefacto que revolucionará los márgenes de los apuntes de todos los estudiantes, las mesas de todos los colegios, y porque no, también las hojas puestas en frente de cualquier persona muy aburrida y con un derroche de inspiración: la máquina dibuja penes. Esta máquina, creada por el físico David Neevel (inventor de otros “booms tecnológicos“, como la máquina que elimina la crema de las Oreo o la guitarra teclado de ordenador), es capaz de dibujar un pene, con sus dos huevos, su tronco, su capullo, un par de pelos púbicos, y atención, una gota de esperma expulsada por él, en tan solo unos segundos. “Pues vaya chorrada“, pensaréis… Pues no, porque el robot dibuja penes, además de dibujar penes, también es capaz de escribir la palabra “penis” (pene en inglés)… ¿Aún pensáis que es una chorrada?