No hace falta ser un catedrático para ser un verdadero filósofo de la vida… y si no… lee este cartel… a mi realmente me hace pensar muy profundamente sobre el sentido de la vida…