En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho que vivía un hidalgo, de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Cansado de no mojar la lanza desde hacía años, este hidalgo recurrió a los libros de caballería para encontrar al fin una manera, ya que en ellos el caballero siempre mojaba. Y así, decidió convertirse en uno y recorrer el mundo desfaciendo los entuertos de las doncellas, esperando la oportunidad de empujárselas después como agradecimiento. Pero, he aquí que ni con esas conseguía follar, pues este caballero había leído tanto y tenía tal desesperación sexual que veía damiselas donde no las había, confundiendo rebaños de ovejas con harenes de jovencitas. Después de mucho buscar, de estar al borde de abandonar su corta carrera en la caballería andante, divisó al fin a una joven pastorcita dispuesta a devorar su cipote de La Mancha; después de derrotar a su novio en combate singular, decidió tomarse su merecida recompensa: una joven natural, ansiosa por meterse su polla dentro, rematando la actuación en su estrecho culo, y culminando en una ESTUPENDA FOLLADA ANAL siempre quedaría en los anales de la historia. Y así termina la historia de este hidalgo, que consiguió su objetivo y quedó saciado, al menos hasta el día siguiente…

Descárgate el Vídeo Completo en HD…