Yo no lo entiendo… a ver si lo entendeís vosotros. Entras a una tienda de piercings, te bajas los vaqueros, te bajas las bragas, te quedas con el chichi al aire y te pones el piercing en la nariz. Y así una clienta detrás de otra, excepto la última, que se pone el piercing en la ceja. Curioso…