Aunque llevara tres meses sin echar un casquete, por mucho que se me abriera de piernas, la verdad que pasaría, no vaya a ser que estornudara… me acojona.